Maternidad real

Ser madre es duro,  muy duro,  noches en vela, preocupaciones porque no come lo que debería,  vigila las cacas que no sean raras,  si tose, estará enferma? 

A parte de todo esto hay que sumarle que como mujer quedas relegada a un segundo plano, al menos yo.  No tengo tiempo para pasarme la plancha en el pelo como antes, ni de maquillarme a diario. Duchas que duran 2 minutos y comidas y cenas que a veces se toman frías y con prisas.
Para mí la maternidad es todo eso que os he contado arriba,  pero hay más: 

Es ver a mi hija sonreír,  mover sus brazos cuando me ve para que la tenga encima mío, verla aprender cosas nuevas, su mirada de ilusión con cada nuevo descumbriento. 

Soy una persona con poca paciencia, las cosas las tengo que hacer aquí y ahora,  pero ella me está enseñando a que hay tiempo para todo, y si algo se queda sin hacer es que no sería tan importante,  Que la vida son momentos y ahora toca vivir los junto a mi sueño hecho realidad. 

A las que aún no tenéis a vuestros retoños en brazos,  no os asusteis,  es duro,  pero merece la pena.

Anuncios

Nos vemos en septiembre!

Aunque últimamente escribo poco, quería avisaros de que cerramos temporalmente para desconetar y disfrutar en familia ya que el papi se coge vacaciones por fin.

Espero que paséis un buen mes. Nos vemos a la vuelta!

Protector solar para bebés

Como muchos sabéis vivimos en el sur, donde el sol pega en verano que no veas.

Por ello desde hace un par de meses Lucía está a base de protector solar antes de salir. Hemos usado isdin, pero es una fórmula muy pastosa para mi gusto y Lucía se agobia con tanto manoseo para extenderla.

Por eso desde aquí os quiero lanzar la pregunta. Que protector solar recomendais para mi pequeña? Os leo!

4 meses con Lucía

Ya hace algo más de cuatro meses que te tengo conmigo.

Eres la niña risueña que roba el corazón a todo el que pasa por tu lado. Sonríes para dormirte y sonríes recién levantada, nos alegras a todos!

Has aprendido a dar grititos, a manny lo tienes frito con tus gritos, pero yo me parto de risa al ver esa boquita que pones.

Has aprendido a reír a carcajadas, algo que tenía muchas ganas de vivir contigo, y que la primera vez que te vi hacerlo no pude evitar llorar y reír a la vez.

Te lo llevas todo a la boca, que se lo digan a Nana cuando le pillas el rabo eh?

Tienes “mamitis” o eso dicen, a mi me encanta ver que soy la persona más importante para ti.

Eres bastante nerviosa cuando estas despierta, pero también eres capaz de dormir como un angelito.

Te encanta la fruta! No te había visto comer así con ningún biberón.

Te encanta estar sentada, quieres verlo todo y es la mejor forma de hacerlo.

Podría seguir escribiendo cosas sobre ti, pero no acabaría nunca. 
Eres mi sueño hecho realidad. 

1 año de mi puncion

Hoy hace un año que entré en quirófano para la extracción de ovocitos. Lo recuerdo como si hubiese sido ayer…

No estaba nerviosa, ya había pasado por una y el saber a qué me enfrentaba me hacía llevar todo el proceso con pasmosa tranquilidad.

Coincidía con el día de mi santo, recuerdo que mi marido me esperaba en la habitación con una rosa en la mano.

No tenía molestias apenas, estaba en paz, yo ya había hecho todo lo que estaba en mi mano, era turno de la Ciencia.

Quien me iba a decir a mí que mi hija, a la que ahora miro y beso con dulzura , empezaba a vivir fuera de mi!

Estos días son muy emocionantes para mí, pienso celebrar por todo lo alto ese comienzo de vida de mi pequeña.

Mi vida con un bebé de 1.5 meses

Siento estar tan desaparecida, pero tener a Lucía me ocupa las 24 horas del día, y porque no hay más horas!

En esta entrada os quiero resumir como ha sido nuestro primer mes y medio como mamá e hija ya por separado.

Tengo que decir que tengo una hija que es un amor (cosas de madre) , las noches no son movidas, sólo despierta una vez a comer y a dormir enseguida. Los días se me hacen cortos, cuando no está despierta en mis brazos me quedo embobada mirándola dormir.

Hemos tenido que pasar por el famoso cólico del lactante, además de un estreñimiento bastante severo, pero nada que una leche digestiva, mimos y mucha paciencia no hayan podido superar

Ya llevamos varios días en los que no padece los cólicos, espero que le hayamos dicho adiós para siempre.

Ya empezamos a derretirnos cuando nos sonríe de forma consciente, el hablarle y que sonría a mí me llena de vida.

Me encanta ver como mis perros la aceptan, era algo muy importante para mí, somos una familia de 5 y verlos tan en armonía me alivia. Nana, la grandota, es una perra ejemplar, siempre pendiente, alerta para cuando Lucía la reclama, ella acude veloz!

Intentaré hacer unas entradas más completas de diferentes temas de mi estreno como mamá, pero os debía una para que sepáis que sigo aquí, en la sombra, pero aquí.

Un besazo!